JUZGADO DE GUARDIA: EL FILÓN


Juzgado de guardia

De Juzgado de guardia. Con esta expresión se designa popularmente a todo aquello que resulta de todo punto increíble o extravagante, o tan indignante que no merece otro fin que su denuncia. Así se llamaba también una serie de televisión que algunos todavía recordarán por sus hilarantes escenas.

Pero no es oro todo lo que reluce. Y los Juzgados de Guardia constituyen un verdadero filón para cualquier guionista que quiera encontrar el mejor de los argumentos para nuestra función. Así nos sucede a diario. Escenas entre el más terrible de los dramas y la más inspirada de las comedias se desarrollan en los miles de Juzgados de guardia donde, diariamente, prestan sus servicios jueces, fiscales, secretarios judiciales, médicos forenses, abogados, funcionarios, y todos los personajes que forman nuestro reparto, fijos o eventuales, principales o secundarios. Por ellos desfilan millones de personas representando sus diferentes papeles: imputados, víctimas, testigos, acompañantes de unos o de otros o profesionales, acuden y se entremezclan unos con otros en un orden caótico y con un ritmo frenético. Risas, llantos, gritos y hasta susurros o suspiros son la banda sonora de estas dependencias en todos los partidos judiciales de nuestro país.

El drama de la muerte y la carrera hacia el levantamiento de cadáver, los detenidos engrilletados, o las víctimas destrozadas contando sus tragedias son la cara más dramática de estas jornadas sin descanso. Esos momentos que nos ponen a todos el corazón en la garganta por más que hayamos vivido muchas ocasiones similares.

Pero también tienen su cara amable: denuncias increíbles, situaciones rocambolescas en las que en ocasiones es difícil contener la risa. Y es que hay quien cree que en el Juzgado de guardia le pueden arreglar cualquier cosa. He visto denuncias por vecinos que habían colocado el toldo de diferente color al que habían acordado o porque se habían dejado el grifo abierto, incluso porque detestaban la música con la que alguien les deleitaba desde la ventana de enfrente. Y por temas más esotéricos, como abducciones marcianas o avistamiento de ovnis. Incluso pidiendo medidas cautelares para salvaguardar la integridad de los terrícolas. Juro que no me lo invento.

Y es que, aunque no llegue a tanto, las posibilidades de que pueda actuar el Juzgado de guardia son casi infinitas, más allá de las más conocidas de tomar declaración a detenidos o víctimas, acordar el ingreso en prisión u  otras medidas cautelares o celebrar juicios rápidos. Desde un matrimonio in articulo mortis hasta la autorización para un explante de órganos o una transfusión de sangre, pasando por entradas y registros o procedimientos de habeas corpus, el abanico de posibilidades es inmenso. Y ahí están, pasando de una cuestión a otra totalmente distinta sin solución de continuidad.

Y también son inmensas las posibilidades de llevar a cabo esta función. Desde los partidos judiciales más pequeños, donde el juzgado de guardia igual vale para un roto que para un descosido, hasta los de las más grandes capitales con sus guardias diferenciadas entre detenidos, incidencias, Violencia sobre la Mujer o Menores. Desde las guardias de 24 horas hasta las que duran una semana entera, desde las de presencia hasta las de permanencia. Pero siempre conservando una esencia común: la vida misma desfilando en todas sus facetas, mezclando risas y lágrimas, susurros y gritos, drama y comedia.

¿Alguien conoce un lugar mejor para hacerse con un buen argumento? A buen seguro que ni la más viva de las imaginaciones podría superar un guión sacado de cualquiera de nuestras interminables jornadas de guardia. Porque, como dice el refrán “la realidad siempre supera a la ficción” ¿O no?

Y por ello, esta vez la ovación va dirigida a todos aquellos que, representando su respectivo papel, trabajan en los juzgados de guardia, sea cual sea el día y la hora en que les toque hacerlo. Porque la vida no sólo transcurre en días laborables y en horario de oficina.

Anuncios

9 pensamientos en “JUZGADO DE GUARDIA: EL FILÓN

  1. me lo van a contar a mi. Tengo INCAPACIDAD ABSOLUTA. encerrado en casa. casi siempre. grave enfermedad. esperando muerte. No conduzco ya. No es por dar pena. es por tomar las cosas con otra cara en este país en el que todo va como va. desde juzgado de paza de castilla me mandan burofax con citación como acusado en accidente de tráfico de hace 6 meses, por daños y lesiones con un coche que no es mío, y en una calle que no conozco, yo que no puedo casi salir de casa y no conduzco ya nunca desde hace más de uno dos años. Voy a tener que ir, estando malo. Van a gastar dinero y tiempo de los contribuyentes. ¿y quien me pagará a mi luego por el empeoramiento de mi enfermedad por ir a esta farsa?¿la parte que me acusa de un accidente que no estuve, en una calle que no conozco, en un coche que no es el mío, y que yo se bien que ya no conduzco y que quiere sacar pelas? ¿el estado?

    ESTO ES UNA DENUNCIA INCREÍBLE que luego generará denuncias lícitas

    Me gusta

  2. Pingback: INSTRUCCIÓN: FÁBRICA DE HISTORIAS | Con mi toga y mis tacones

  3. Pingback: Permisos: ¿desconexión? | Con mi toga y mis tacones

  4. Pingback: Cumpleaños: una año de toga y tacones | Con mi toga y mis tacones

  5. Pingback: Anécdotas: las togas también ríen | Con mi toga y mis tacones

  6. Pingback: Más anécdotas: el making of | Con mi toga y mis tacones

  7. Pingback: Despedidas: lo que la ley se llevó | Con mi toga y mis tacones

  8. Pingback: Horario: la cuadratura del círculo | Con mi toga y mis tacones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s