EL GRAN TEATRO DE LA JUSTICIA


Hacía tiempo que me venía rondando por la cabeza la idea de empezar con mi propio blog. Las ideas van agolpándose por mi cerebro hasta llegar a hacinarse y a veces no me basta con publicar en otros lugares aunque, donde gozo de libertad absoluta, no soy la dueña y señora de todo lo que se hace. Y es ahora, cuando se cumplen muchos años del día en que aprobé mi oposición como Fiscal, cuando he decidido regalarme esto para conmemorarlo. Porque yo lo valgo, vaya.

cropped-nueva-carpeta1.jpgComo digo, soy Fiscal, o mejor dicho, trabajo como Fiscal desde hace ya mucho tiempo. O al menos, el suficiente para hacerme una idea de todo lo que pasa por los juzgados y tribunales y, por supuesto, por la fiscalía. Y creo que ahora más que nunca tendríamos que dar una visión moderna y eficaz, alejada de esos estereotipos engolados y sacrosantos que creo totalmente desfasados y que dan una imagen de la justicia tan alejada del ciudadano. Exactamente lo contrario de lo que debía ser. Y añadirle, si se puede, un toque de sentido del humor, que buena falta hace.

Por eso, sin pretensiones, me propongo dar un largo paseo por todo lo que rodea a este mundillo. Con mi toga y mis tacones, como debe ser. A ver si desterramos esos modelos de revisor de tren o de enterrador que tanto se precian por estos lares. Y quiero invitaros, cómo no, a acompañarme a eso que he llamado el gran teatro de la justicia.
Fue en un juicio de jurado donde me vino a la cabeza la idea de explicar a los miembros del jurado lo que iba a pasar ante sus ojos como si de una representación teatral se tratara. La imagen sirvió, y desde entonces lleva instalada en mi mente esperando a desarrollarse. Y ya no podía soportar que me diera tanto la lata, así que al final he decidido dejarla salir y crecer. Así que, pasen y vean.

En este gran teatro, encontramos todo lo que cualquier gran dramaturgo desearía. En primer término, tenemos a los protagonistas y actores principales, acusados y víctimas, demandados y demandantes. Igualmente, nunca faltan los otros actores de reparto, esos fijos en toda la saga y que le dan continuidad, representados por jueces, fiscales, secretarios judiciales, abogados o procuradores, y también otros actores de reparto, como testigos o peritos. Y por supuesto, los figurantes, todos aquellos que intervienen esporádicamente de una u otra manera Contamos asimismo con tramoyistas y técnicos encargados de luces, vestuario y todo tipo de necesidades, encarnados en los funcionarios que nos asisten, y con nuestro propio atrezzo, esos medios materiales que nos traen por la calle de la amargura. Y cómo no, tenemos un público exigente, que es ni más ni menos que el ciudadano, tanto el que asiste personalmente como el que ve nuestra labor desde un segundo o tercer plano. Y, por supuesto, no nos faltan los críticos, en manos de esos periodistas de tribunales siempre prestos a sacar punta a cualquier asunto con un mínimo de interés.

Y en nuestro gran teatro siempre hay buenos argumentos, los hechos que dan lugar a cada procedimiento, y buenos o malos guiones, según se escriba el curso del procedimiento en cuestión. Y éstos a su vez dan lugar a la representación, el juicio, en sesión única y sin apenas ensayos. Que se desarrolla en nuestro escenario, la sala de vistas del juzgado o tribunal de que se trate.

Así que, con estos mimbres puede salir un buen cesto. O una buena función, que es el caso.
Yo, desde aquí, lo que quería es mostrar es el making of. Presentar a actores, protagonistas, técnicos, guión, público, críticos, escenario y función. Y eso es lo que me dispongo a hacer. Empezando por mí misma, que me he asignado, obviamente, la función de voz en off o narradora.

Por eso, si les gusta, síganme. Se abre el telón. Que empiece el espectáculo.

Anuncios

11 pensamientos en “EL GRAN TEATRO DE LA JUSTICIA

  1. Visto de esta forma, es más comprensible. Además me estoy planteando que, tal vez me lleve a un juicio palomitas y un refresco, sólo por si es demasiado lenta la “peli” ese día. Seguiré este blog; es de agradecer que me pongan en antecedentes fáciles de entender lo que voy a ver y escuchar. Gracias Susana, por ponerte la toga, los tacones y las pilas para que yo, ajena a ese mundo de jueces, fiscales y jurados pueda interesarme por él.

    Le gusta a 1 persona

  2. Como me encanta leerte, esta es una gran noticia. Tienes mucho que contar, y además lo cuentas muy bien. Esto se va a poner muy interesante.

    Me gusta

  3. Pienso que será interesante, y refrescante para sobrellevar esta profesión que compartimos. Y me congratulo de que haya compañer@s que se asomen al balcón de la Red, sin más pretensiones que compartir buenos ratos,opinar, y desdramatizar la Justicia profesional. Yo, mientras,con mi toga y mis chanclas hasta el fin del verano. Saludos.

    Me gusta

  4. No me puede gustar más el nombre del blog!!!!! Me parece una gran idea y tengo verdadera curiosidad por lo que vas a ir escribiendo. Cien por cien seguro será interesante, estará bien escrito y dará gusto leerlo!!

    Me gusta

  5. Gracias a todos. Esperó estar a la altura de vuestras expectativas y que, como dice el compañero, entre todos desdramaticemos un poco la justicia, aunque sea usando de este recurso dramático. Que se abra el telón!

    Me gusta

  6. Pingback: Cumpleaños: una año de toga y tacones | Con mi toga y mis tacones

  7. Pingback: Más anécdotas: el making of | Con mi toga y mis tacones

  8. Pingback: Cumpletogas feliz: #TaconesON | Con mi toga y mis tacones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s