Fiesta: Fallas sin fallos


fallera

Un año más llegan las Fallas. Nuestra Fiesta, aunque Hemingway no le dedicara una obra, como a los sanfermines, que aquí somos más de Cañas y barro -sin desmerecer a nadie- o La Barraca, que para eso hemos nacido Entre naranjos.

Perdonad una vez más el toque chauvinista y folklórico, pero ya sabéis que llegadas estas fiestas me destoguitacono para pasar a modo Peinetas ON. Y os contaré un secreto: este año, con más razón, que una de mis niñas es fallera mayor demuestra falla y esto aquí es fiesta gorda. No obstante, no quería dejar dedicarle un estreno especial en estos días en que en vez de leer fallos veo Fallas.

Sé que habrá quién se pregunte qué tendrán que ver una cosa y otra. Y tal vez tenga razón. Pero si me hacéis el honor de seguir leyendo, igual también lo encontráis. Una nunca deja a su fiscalita interior aparcada del todo, y menos aún a esa Taconita que lucha por ser cada vez más iguales.

Las Fallas son y han sido siempre el paraíso de la libertad de expresión. Nuestros monumentos, desde los más grandes -los que salen en prensa y tv- hasta las más humildes se basan en la sátira de cualquier acontecimiento o personaje. Y nadie se enfada, ni se preocupe, ni, mucho menos se querella. Aquí, cada 19 de marzo se queman actores y actrices, políticos, deportistas y famosos de cualquier ámbito sin que pase nada. Así ha sido siempre. Hay que reírse de todo, empezando por una misma. De hecho, aquí en Valencia hay un dicho que usamos mucho : cuidado con lo que haces, que sales en la falla.

También las fallas son una buena muestra de la libertad religiosa, y de cómo ha evolucionado ésta. Desde su inicio totalmente pagano a su asunción por el catolicismo oficial del régimen franquista -de esa época data nuestra Ofrenda-a una simbiosis actual que hace que tanto creyentes como ateos y descreídos se emocionen al depositar flores ante la imagen de la Virgen de los Desamparados.

Pero si algo me gusta cada día más demuestra fiesta, es la posibilidad de enmarcar un ambiente inclusivo, de constituir el sitio donde confluyen personas de lo más diverso en un universo de respeto y tolerancia. Sé que durante un tiempo las Fallas se impregnaron del machismo imperante en nuestra sociedad, y que eso todavía hace que haya quien las tilde de machistas. ¿Pero cómo no hacerlo en un régimen donde las mujeres éramos sujetos jurídicos de segunda clase?. Hoy, sin embargo, las fallas han lucido banderines contra la violencia de género, y contra la LGTBIfobia, premian los monumentos que favorecen la igualdad y asumen muchas iniciativas en este sentido. Y no puedo por menos que sentirme orgullosa de ello.

Otra de las características de estas fiestas, sobre todo si se viven en el ambiente de las comisiones falleras, es la convivencia intergeneracional. No conozco otro espacio donde se encuentren en el mismo espacio padres, madres, hijos, abuelos, nietas, cuñados y sobrinos sin que surja ningún tipo de conflicto. Un ejercicio de tolerancia como pocos.

Y no creamos que las fallas son un mundo happy sin normas ni sanciones. Una organización propia fija las bases y saltárselas tiene su sanción, con sus propios órganos que impiden en más de un caso el salto a los tribunales ordinarios. Todo un ejemplo de mediación o arbitraje cuando todavía nadie hablaba de ella.

No obstante, también aparecen flecos falleros por Toguilandia de vez en cuando. El que peor recuerdo, un pleito de familia donde ambos padres pretendían apuntar a la niña en comisiones de puntos opuestos de la ciudad y que acabó con la niña rogándonos en la exploración, que le borraran de todo lo que tuviera que ver con las Fallas.

Otro del que guardo memoria fue el de una vecina enfadada que tiró un cubo de agua sobre el escenario donde se representaban actuaciones, y que se desarrolló con toda la comisión dispuesta a reproducirnos el espectáculo en vivo y en directo.

Así que con esto termino hoy. Con un aplauso para mis queridas fiestas y para todas las personas que las hacen posibles. Y pidiendo un poco de paciencia a quienes las aborrecen -también tenemos nuestos Grinch-. Son solo unos días

PD Hoy el dibujo es mío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s