Campaña electoral:¿Justicia Importa?


IMG_20151207_183441

Cuando llegan las elecciones, no es extraño ver a los artistas haciendo campaña abiertamente a favor de uno u otro partido. O casi más, en contra de alguno. Ellos no tienen problema: se ponen sus galas, y salen a la palestra a proclamar sus ideas políticas. Con más o menos acierto, lo reconozco, pero con toda la proyección pública que la fama les da. Y probablemente su discurso tenga más influencia que el de veinte políticos empingorotados. Es el precio de la fama, ya se sabe.

Y es que las elecciones son un tema recurrente. Las espectaculares campañas americanas, o las sobrias cuestiones patrias han sido escenario de muchas películas, desde Primary Colors a El Disputado voto del Señor Cayo, pasando por El Candidato (versión argentina y norteamericana). Aunque siempre que pienso en ello, acabo viajando con la imaginación al discurso de James Steward en Caballero sin Espada. No sé por qué será.

Pero aquí también tenemos lo nuestro. Y dado el pistoletazo de salida, el Qué será, será, se instala en nuestras vidas a las espera de lo que digan las urnas. Con su procedimiento y su trabajo extra para algunos de nuestros protagonistas, todo hay que decirlo, que ya dedicamos un estreno a Urnas y puñetas

Pero, más allá de lo que afecte a algunos en su día a día laboral, también hay que plantearse lo que el resultado nos afecte a todos, y si tenemos algún poder para influir en ello. Y ganas de hacerlo, claro.

La verdad es que algunos no nos lo ponen fácil. Más bien lo contrario. Las prohibiciones e incompatibilidades que atenazan a jueces y fiscales hacen que sea casi imposible pronunciarse sin arriesgarse a un expediente o algo peor. Por si alguien no lo recuerda, no podemos pertenecer a partidos políticos ni sindicatos ni emitir opiniones que supongan felicitación o desaprobación directa en el ejercicio de nuestro cargo. Cosas de laxa interpretación que hacen que, incluso cuando actuamos como simples ciudadanos, nos sintamos caminando En la cuerda floja para no traspasar La delgada línea roja.

Y seguro que alguien estará pensando en las famosas puertas giratorias, como si eso fuera tan sencillo para la mayoría de nosotros. Pasar de un lado a otro es cosa de unos pocos, y el común de los toguipuñeteros andamos de juicio y juicio y de guardia en guardia sin saber dónde esta la dichosa puerta. E importándonos bien poco, además, por más que por aquí va mi respeto a los compañeros que decidieron traspasarla con la ilusión de conseguir algo bueno para la Justicia. De los otros, ni digo, que luego todo se sabe.

Más sencillo lo tienen los letrados, sin embargo. Si hacemos una estadística, a esa profesión pertenecen gran parte de quienes sientan sus posaderas en las diferentes Cámaras, o es al menos la licenciatura que ostentan la misma que nosotros. U otras cercanas, como la pertenencia al cuerpo de Médicos forenses, que algunos casos hay, o de los ya ex secretarios judiciales. Pero volviendo a lo que iba, los abogados pueden compatibilizar, hacer campaña y pronunciarse como les venga en gana. Y bien que puede venirnos, que igual dicen lo que otros no podemos. No hay que desaprovecharlo, por cierto.

Pero lo que es una verdad incontestable es el hecho de qe, no sé si por qué somos pocos en relación con el total del electorado o por qué no interesa demasiado que esto funciones, poco caso nos hacen, por no decir que ninguno. Se habla poco de justicia en los programas electorales, se elaboran muchas veces por gente que jamás puso sus tacones o sus mocasines en un juzgado, y se relega el tema a un puesto muy discretito. Olvidando qe la justicia es cosa de todos y que de poco sirve reconocer derechos sino hay una justicia eficaz donde reclamarlos. Y así nos va.

Y es que, aunque muchos no lo crean, la Justicia importa, y mucho. Al menos así debería ser. Y aun no he entendido cómo no se pone el grito en el cielo al ver que no se nos escucha, que no se ponen medios, que nadie se sorprende de que Hacienda nos controle en un nanosegundo y Justicia en un nanosiglo, vista la diferencia de medios con que contamos unos y otros .

Así que no nos queda otra que protestar, cada cual desde donde pueda hacerlo. Todo vale. Porque la Justicia importa, aunque no todos sepan o quieran verlo.

Así que hoy lo que daré será un aplauso diferido -¿por qué no, si otros lo hacen?-. A la espera de cómo se porten y cómo cumplan quienes tienen posibilidad de cambiar esto. Votantes y votados. Porque la Justicia, como Teruel, también existe.

IMG_20151207_112939

Anuncios

Un pensamiento en “Campaña electoral:¿Justicia Importa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s