Tautologías: a mayor abundamiento


coco y elmo

En el mundo del teatro, no es infrecuente el uso de las repeticiones para transmitir un mensaje. Muy habituales en películas destinadas a menores, a veces también las usan para los mayores, incluso hasta el extremo de tomarnos por bobos. Los Charlis que le venían por doquier a Rambo, mientras no sentía las piernas, acaban cansando hasta el más fan cuando llegan a la cuarta entrega. Y es que hay cosas que no hace falta repetirlas, por obvias. Recuerdo que cuando era niña, la sintonía de un programa infantil decía: “sube hacia arriba, sube y verás…”, mientras yo no cesaba de preguntar a mi madre si era posible subir hasta abajo. Por no hablar de los Teletubbies y su manía de decir “abrazo fuerte” a cada escena, que ganas le entraban a más de una madre de que se estrangularan en uno de ellos y se callaran de una vez.

Pero lo que yo siempre creí tan obvio, resulta que no lo es tanto, ni fuera ni dentro de Toguilandia. Ni, mucho menos, en todas esas tertulias encantadas de reproducir nuestro escenario con sus todólogos como protagonistas. Y no, no exagero. Cada vez que oía, en una de las enésimas repeticiones de La que se avecina, a una de sus protagonistas gritando eso de “demanda judicial” me hacía gracia pensando en lo pintoresco del personaje, pero luego enchufas la tele y ni es tan pintoresco, ni tan personaje.

¿O no es así? Que en ocasiones parece que sean los mísmisimos creadores de la serie los que guionicen algunas tertulias. De ahí, la frecuencia con la que oímos decir con toda seriedad que van a poner una querella criminal –como si pudieran poner una civil- o, lo último, que se ha cometido un delito penal, como si los delitos pudieran ser de otro tipo. Y entonces es cuando ya no me parece tan de broma cuando alguien sigue con lo de que va a proceder por lo penal o por lo criminal. Aunque bien pensado, sí que es un crimen que se tomen en serio tan versadas opiniones. Solo comparable con eso de ser personas humanas, tan querido para alguna famosilla y opinadora profesional. Así nos va.

Aunque, como decía, en Toguilandia también tenemos nuestras tautologías. Algunas tan incrustadas que ni nosotros mismos nos damos cuenta. Una de ellas es el empleo inopinado de “a la sazón” que, aunque queda muy bonito, no quiere decir otra cosa que “en aquel tiempo u ocasión”, y la verdad es que sobra más de una vez.

Pero, como soy fiscal, voy a arrimar el ascua a mi sardina y a hacerme eco de una de mis preferidas. Eso de que “pase al fiscal para que interese lo que a su derecho convenga”. Mi primera sorpresa cuando la leí es el descubrimiento de que el Derecho nos pertenezca, porque supongo que es a ése, con mayúsculas, al que se refieren. Porque de no ser así, lo que a mis derechos conviene es que me den más vacaciones, que me reconozcan los días de permiso que me arrebataron, o que me den unas condiciones de trabajo seguras y dignas, por poner algún ejemplo, por no hablar de que me dejen descansar tras la guardia sin necesidad de ejercitar un largo procedimiento adhiriéndome a la ejecución de otro y tirando los dados para que me toque la Sala que nos da la razón, y no la que no lo hace. Pero temo que no se refieren a eso. Aunque la respuesta frecuente también tiene su cosa: “que se proceda conforme a Derecho”. Acabáramos. Como si se pudiera informar que se procediera de modo contrario a Derecho.

Es lo que hay. Como lo que hay es también esa conocida y protocolaria fórmula de “Visto”. Recuerdo en una ocasión que una juez, muy avispada ella, respondió a sus compañeros que se quejaban de que el fiscal sólo ponía un cuño, que si se ponía “visto”, es porque lo habíamos tenido que ver. Y que estar conformes, claro. Y para verlo, hay que leerlo todo, todo y todo, aunque según la dicción literal bastaría con mirarlo para poder decir que se había visto, sin mentir un ápice.

Cuando de la carrera hermana se trata, siempre me ha gustado mucho eso de retirarse a deliberar cuando quien lo dice es titular de un órgano unipersonal. Que eso de deliberar consigo mismo debe molar un montón, sobre todo si se da una a sí misma la razón y consigue la unanimidad más unánime del mundo mundial.

Tampoco me olvido de la Abogacía, faltaría más. Que eso de pedir algo “en estrictos términos de defensa” también tiene sus perendengues. ¿O acaso un abogado defensor puede hacerlo en términos distintos a los de defensa?. Aunque en honor a la verdad, dicha coletilla precede por regla general o a una petición predestinada al fracaso y que el Letrado no tiene más remedio que hacer, o a un chorreo de los de quitar el hipo dirigida al Ministerio Fiscal, a la acusación particular o a ambos. Cosas del Planeta Justicia.

¿Y que me dicen de las peticiones de visionar imágenes o escuchar un audio? ¿Alguien se imagina que se pueda hacer al contrario? Estaría curioso que visionáramos un audio o escucháramos imágenes, aunque nunca sabe una cuál puede ser la propia ocurrencia del legislador. Y ojo, que a veces nos venimos arriba y pedimos que se pruebe una prueba o, rizando el rizo, que la prueba no está probada. Y digo yo que si no está probada no será prueba, pero igual me estoy armando un lío.

Ahora bien, si en algo coincidimos, es en esa manía de solicitar o decir las cosas “a mayor abundamiento”. Como si la abundancia no fuera suficiente per se, y tuviera que ser mayor. Pero, sin duda alguna, queda más fino que emplear un sencillo “además”. Dónde va a parar.

Así que, en definitiva, lo de subir arriba y bajar abajo tampoco es tan raro teniendo en cuenta las cosas que a veces decimos o escribimos sin darnos cuenta. Aunque siempre tendremos Barrio Sésamo con el inefable Coco dispuesto a explicarnos algunas cosillas.

Por todo eso hoy el aplauso va dedicado a quienes, antes de escribir o de usar meras fórmulas, lo piensan dos veces. Y hasta tres. Porque hacerse entender vale la pena.

Anuncios

3 pensamientos en “Tautologías: a mayor abundamiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s